Cómo encender las chimeneas de leña

Encender la chimenea de leña

Para quien acaba de estrenar una chimenea de leña en su salón, hay un momento crucial: momento de encenderla por primera vez. Probablemente ya haya recibido cierto asesoramiento sobre cómo hacerlo, pero nunca está de más recordar los pasos que hay que dar para que el proceso no termine por convertirse en un problema.

chimeneas de leña

Lo primero y principal es comprobar que el tiro esté abierto, para evitarnos el primer disgusto con una posible revocación de humos.  A continuación pondremos una base de papel de periódico sobre la que colocaremos la leña. La idea es utilizar un material que prenda rápido y sin dificultad y el papel de periódico cumple esta función perfectamente. Hay quien prefiere usar pastillas de encendido en lugar de papel de periódico, pero eso queda ya a gusto de cada uno.

 

En cuanto a la leña, es recomendable que la apilemos en forma de pirámide, para que los leños tengan una mayor estabilidad, y dejando cierta separación entre ellos para que el aire fluya correctamente. Si cuando inicias el fuego compruebas que el humo es demasiado negro significa que hay una carencia de oxígeno, por lo que tendrás que remover algunas piezas con el atizador.

chimeneas de leña

Para las chimeneas de leña pueden usarse muchos tipos de madera y otros tipos de combustible, pero se recomienda que una vez el fuego ha prendido de forma consistente, utilicemos briquetas de leña o carbón mineral para mantenerlo vivo durante un mayor periodo de tiempo.

Como encender las chimeneas de leña

Si usas troncos, deberás añadir algunas piezas gruesas una vez el fuego esté consolidado, para evitar tener que estar pendiente de avivarlo de forma continuada. Los troncos gruesos tardan más en arder pero una vez lo hacen mantienen el fuego durante más tiempo.

Encender las chimeneas de leña no tiene excesiva dificultad, y una vez se domina el proceso resulta muy sencillo, pero para quienes experimentan por primera vez con el fuego dentro de su hogar, no está de más seguir los pasos cuidadosamente para que, lo que debería ser fuente de placer y satisfacción, no se convierta en un quebradero de cabeza.

Las chimeneas de leña y su encendido

Anuncios

Chimeneas de leña: recomendaciones para el uso e instalación

Recomendaciones para las chimeneas de leña

Las chimeneas de leña son un elemento que aportan confort y elegancia a nuestro hogar. Pero también pueden ser fuente de problemas si no seguimos una serie de indicaciones a la hora de instalarlas y hacer uso de ellas. Para que ese no sea el caso y puedas disfrutar de tu chimenea de leña con toda tranquilidad, lee las siguientes recomendaciones que te serán de bastante utilidad.

chimeneas de leña

 

  • Cuida la ventilación de la estancia

Las chimeneas de leña producen emisiones, así que es imprescindible asegurarse de que la estancia donde vamos a instalarla dispone de la ventilación adecuada, de forma que se favorezca el tiro de la chimenea y el aire pueda renovarse.

  • No utilices combustibles líquidos para el encendido

El encendido de la chimenea no debe de realizarse con este tipo de combustibles. Es mucho más recomendable usar papel o pastillas sólidas de encendido como forma de facilitar la ignición.

  • Utiliza un tubo metálico para la evacuación de humos

Es importante que el material utilizado en todo el recorrido del tiro sea de este tipo, evitando que haya tramos en que el tubo esté constituido por otros materiales menos adecuados para esta función, como PVC, aluminio o fibrocemento. De este modo nos evitaremos problemas en un futuro.

  • Respeta las medidas recomendadas

El tiro de las chimeneas de leña no debe ser inferior a 4 metros, y debe sobrepasar medio metro, como mínimo, de la parte más alta del tejado. También hemos de evitar alterar el diámetro que se recomienda para el tubo y conectar varias chimeneas a un conducto común.

chimeneas de leña

 Importancia de la construcción de las chimeneas de leña

La correcta construcción de la chimenea y el asesoramiento de profesionales a la hora de instalarla nos ahorrarán muchos problemas y lograrán que vivamos la experiencia del fuego en nuestras chimeneas de leña del modo más satisfactorio. Ignorar estas recomendaciones o abordar la instalación de una chimenea de leña sin tenerlas en cuenta terminará por generar algún tipo de contratiempo más o menos grave, por lo que, de cara a evitar estos posibles inconvenientes, es mucho mejor hacer las cosas bien desde un primer momento.

Conozco un sitio donde os pueden enseñar todo este tipo de recomendaciones o cualquiera que se os plantee, en lo que es relacionado con el mundo de la chimenea.

Recomendaciones para chimeneas de leña

¿Chimeneas de leña o chimeneas de gas? Pros Y Contras

El debate sobre qué tipo de chimeneas son mejores, si las chimeneas de leña o las chimeneas de gas, ha venido dándose durante años y es difícil determinar si hay una elección correcta, ya que ambas tienen ventajas y desventajas en su uso.

¿Chimeneas de leña o gas? Difícil elección

Muy probablemente la elección tendrá mucho que ver con las preferencias personales, pero al margen de éstas, hay una serie de hechos objetivos que pueden ayudar a tomar esa decisión .
Las chimeneas de leña añaden autenticidad y estilo rústico a cualquier espacio. El sonido chisporroteante de la madera al arder y el inconfundible aroma que ésta produce son sensaciones que nunca podría proporcionar una chimenea de gas.

chimeneas de leña

Además, el coste de la madera es generalmente mucho menor que el coste del gas natural, y la instalación de una chimenea de leña resulta mucho más barata, por lo que desde el punto de vista económico, éstos también serán aspectos decisivos a la hora de tomar una decisión.
Por el contrario, las chimeneas de leña requieren mucha más limpieza y mantenimiento que las de gas. Hay que eliminar las cenizas y limpiar las paredes, tareas que no son necesarias en el caso de estas.
Las chimeneas de gas casi no producen humo, y son muy fáciles de encender, ya que normalmente se inician con un gesto tan sencillo como apretar un botón. Esto, que para algunas personas puede suponer una ventaja a nivel de comodidad, para otras elimina parte del encanto que se asocia a tener una chimenea: el ritual de encender el fuego.

chimeneas de leña

Por el contrario, estas chimeneas de gas sí que producen vapor de agua, por lo que en algunas ocasiones puede producirse condensación de agua en los muro, y por tanto cabe la posibilidad de que aparezcan hongos en las paredes.
Como conclusión final cabe deducirse que la decisión de instalar chimeneas de gas o chimeneas de leña, vendrá determinada por el conjunto de circunstancias personales de cada cliente. Según su presupuesto y preferencias personales, unos considerarán más ventajosa una opción u otra.

La verdad es que hemos visto los dos ejemplos aquí y nos parece mas interesante las chimeneas de leña (es solo cuestión de gustos y necesidades)

Chimeneas de leña ¿Es necesario renovarlas?

Quienes son propietarios de chimeneas de leña desde muchos años atrás puede que se hayan hecho alguna vez esta pregunta. ¿Es necesario renovar este dispositivo con el paso del tiempo? ¿O por muchos años que tenga no se resiente?

Chimeneas de leña, la renovación

Lo cierto es que las chimeneas de leña no son inmunes al envejecimiento, así que en un momento u otro, habrá que plantearse su renovación.

Las chimeneas de leña antiguas queman la madera de un modo menos eficiente y producen más problemas de polvo y emisiones que una chimenea nueva. Sin embargo muchas personas emplean su tiempo en el sellado de grietas o en poner aislamientos como modo de mejorar las condiciones térmicas de su hogar, evitando el problema principal, que es la sustitución de una chimenea vieja por una más moderna.

chimeneas de leña

Las razones por las que quienes poseen chimeneas de leña antiguas deberían plantearse sustituirlas por una nueva son, entre otras, las siguientes:

-La tecnología de las chimeneas de leña nuevas repercute en un ahorro de dinero, combustible y recursos

-Los dispositivos actuales reducen la polución hasta en un 70% en relación a las chimeneas antíguas

-Son hasta un 50% más eficientes energéticamente

-Son capaces de producir el mismo calor utilizando un tercio de la leña que usan las chimeneas antíguas.

De cualquier forma, el mejor modo de decidir si ha llegado el momento de sustituir nuestra vieja chimenea de leña por una nueva es hacer una revisión. Esta revisión debería llevarse a cabo anualmente para detectar grietas y sellarlas, de forma que no haya una pérdida de calor, y por tanto, el mismo instalador que la realice podría asesorarnos acerca de si nuestra chimenea de leña precisa ya de una renovación.

chimeneas de leña

Quienes crean que una chimenea de leña nueva es un gasto superfluo, deberían de hacer números y calcular el gasto extra que les supone mantener la actual tanto en leña como en combustible. Al igual que cualquier otro producto, las chimeneas de leña tienen un ciclo de vida, y si pretendemos alargarlo más de lo recomendable, todo lo que conseguiremos es aumentar el número de problemas.

Chimeneas de leña y su renovación